Archivos mensuales: agosto 2014

Estás navegando por los archivos del sitio mes.

Cuál es el mejor sistema de climatización para tu casa

aire acondicionado

Elegir un buen sistema de climatización de cara al verano te permitirá disfrutar de un aire limpio y saludable que garantizará el bienestar de tu familia.

Debes tener en cuenta que hay un sistema de refrigeración idóneo para cada hogar, según tus necesidades y las características de tu casa, y deberás elegir el más apropiado para que puedas disfrutar de un ambiente fresco y sano en verano.

Existen varios factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu aire acondicionado, como las dimensiones y el tipo de habitación, la situación del piso, el tipo de aislamiento, la zona geográfica, la orientación o el número de personas que ocupan normalmente esa habitación. Por eso, antes de decidirte por un sistema de refrigeración u otro, es recomendable calcular la potencia que necesitas para climatizar tu casa teniendo en cuenta dichos aspectos, lo que te garantizará el máximo confort y un consumo responsable con el medio ambiente.

En función de la potencia de refrigeración que necesites existen diversos sistemas con los que conseguirás la temperatura ideal de tu hogar de acuerdo a tus necesidades. También es recomendable que te informes sobre las características de los sistemas disponibles antes de decidirte por uno u otro.

Por eso te damos estos consejos desde KW Solutions para ayudarte a ahorrar en la factura de la luz y ser más eficiente energéticamente.

Climatización portátil

Su principal ventaja es que no necesitan instalación y tienen un consumo aceptable, 1.000 w/h. Son muy ligeros y compactos y puedes trasladarlos de un lado a otro de la casa, según donde lo necesites. Ocupan muy poco espacio y cada vez son más silenciosos. Estos aparatos son capaces de generar hasta 2.000 frigorías, lo que los hace perfectos para habitaciones de tamaño medio. Solo tienes que situarlos cerca de una ventana para colocar el tubo de expulsión de aire.

Climatización fija

Estos aparatos necesitan instalación pero ofrecen numerosas ventajas respecto a los sistemas portátiles en cuanto a potencia, pueden alcanzar las 4.500 frigorías, y ahorro energético. Los encontrarás de velocidad fija, con diversos niveles de potencia según la capacidad frigorífica, y aquellos que disponen de tecnología Inverter, que permiten regular la velocidad según las necesidades de cada momento, por lo que sólo consumen la cantidad de energía necesaria.

Además, ofrecen otras ventajas como:

  • Son más silenciosos.
  • Alcanzan la temperatura indicada más rápidamente creando así una atmósfera adecuada en poco tiempo.

Su vida útil es mucho mayor a la de otros aparatos.

Cómo ahorrar en la factura de la luz este verano

Tradicionalmente, en verano se incrementa notablemente el consumo de energía eléctrica, necesaria para refrigerar los hogares y lugares de trabajo. Por ello, ahora que empieza a apretar el calor es importante seguir algunos consejos para reducir la factura de la luz como consecuencia de ese incremento de consumo energético. Nuestro bolsillo y el medio ambiente lo agradecerán.

Ahorrar energía en casa

 

RESPECTO AL AIRE ACONDICIONADO

  • Desconecta el aire acondicionado cuando no haya nadie en casa, y no lo dejes encendido en habitaciones donde no haya nadie. El a.a. puede suponer hasta el 10% de todo el consumo de energía del hogar.  De esa manera se puede ahorrar mucho en la factura de la luz.
  • Mantén limpios los filtros del aire acondicionado, sirve para ahorrar energía y para alargar la vida útil del aparato.
  • Cuando enciendas el aparato, no pongas el termostato a una temperatura más baja, porque no por ello enfriará más rápido.
  • Instala toldos, baja las persianas y evita que entre demasiado calor del exterior, aislando correctamente la vivienda, ya que así ahorrarás hasta el 30% en aire acondicionado.
  • Procura abrir las ventanas para ventilar el interior cuando el aire de fuera sea más fresco.
  • Elige aparatos de aire acondicionado de menor consumo (tipo inverter), porque lo notarás en la factura eléctrica.
  • Fija la temperatura del termostato a 25 grados. Es la idónea para el cuerpo y, por cada grado que la reduzcas, se incrementa el consumo de energía en un 8%.
  •  Y si quieres ahorrar aún más, instala un ventilador en el techo y notarás cómo el consumo de energía baja un 98%.

CONSEJOS GENERALES

  • Elige siempre electrodomésticos de bajo consumo (clase A o superior), ya que los amortizarás antes.
  • No enciendas los aparatos eléctricos que no vayas a utilizar en ese momento.
  • Evita dejar electrodomésticos en ‘stand by’, con la televisión, el ordenador, cadenas de música, etc., ya que consumen energía sin ser utilizados. Para ello, instala regletas con interruptor, que permiten desconectar de la red eléctrica los aparatos.
  • Usa bombillas de LED, ya que duran mucho más y consumen mucha menos energía.
  • Saca partido a la luz natural y aprovéchala siempre que puedas.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos; utiliza programas cortos y con agua fría (en la lavadora).
  • El 19% de la factura de la electricidad proviene del friogorífico. Por ello, sitúalo alejado de los puntos de calor; descongélalo periódicamente para evitar que se formen capas de hielo que dificulten su funcionamiento, y mantén la temperatura del termostato en 5 grados para la refrigeración y -18 para la congelación. Y mantén la parte trasera siempre limpia y ventilada.
  • No introduzcas alimentos calientes en la nevera; espera a que se hayan enfriado.
  • Si usas el microondas en lugar del horno convencional, ahorrarás entre el 60 y el 70% de energía. Si utilizas el horno, evita abrirlo mientras cocinas, ya que la temperatura baja entre 25 y 30 grados.
  • Tanto si tienes cocina de gas o vitrocerámica eléctrica, emplea recipientes del tamaño adecuado a los fogones, evitando consumir más energía de lo necesario.

Desde KW Solutions, empresa de consultoría energética, te ayudamos a ahorrar en la factura de la luz tanto en tu hogar como en tu empresa, haciéndote más competitivo y eficiente al ahorrar costes.

Fuente: http://www.aquareturn.com/

Cómo ahorrar energía en tu empresa

La semana pasada veíamos en un post consejos para ahorrar energía en casa. Sin embargo, la mayor parte del tiempo, si no contamos la que pasamos durmiendo, transcurre en el trabajo. Así que quizá sea más efectivo para lograr un ahorro energético centrar nuestros esfuerzos en acciones medioambientalmente responsables en el centro del trabajo.

ahorrar energía en la oficina

El calentamiento global, el efecto invernadero, el cambio climático deben combatirse mediante programas, planes, estrategias y acciones como la eficiencia energética, el uso de tecnologías limpias y el aprovechamiento de las fuentes de energía renovables. Una economía sostenible comienza por empleados concienciados con el problema.

En los sectores productivos (en la industria, en la agricultura, en el turismo, en las oficinas y, en general, en cualquier empresa) es donde más energía se consume. Por tanto, también hay más posibilidades para ahorrar esa energía. Y, de paso, ahorrar costes a la empresa.

Kw Solutions proporciona a las empresas estrategias, asesoramiento y soluciones energéticas precisas, encaminadas a reducir el consumo de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero sin alterar los niveles de producción, ni las condiciones de uso y confort. En resumidas cuentas, buscamos y ayudamos a ser Eficientes.

A este respecto, en cualquier empresa es esencial analizar qué fuentes de energía se usan y cómo se podrían usar las renovables, así como disminuir el consumo. Hay que empezar con gestos cotidianos, sencillos, como los que se realizan en las viviendas, como apagar la luz cada vez que se sale de una habitación, desconectar los equipos cuando ya no se están usando, cambiar las bombillas iluminación led de bajo consumo, etc.

Pero hay otras medidas que se pueden tomar en este sentido, que contribuyen al ahorro y disminución del consumo. Entre otras, las siguientes:

  • Apagar las luces  durante las horas de descanso.
  • Utilizar lámparas led en lugares que requieran mucha y constante iluminación. Gastan un 14% menos que una bombilla de bajo consumo y un 61% menos que las lámparas incandescentes
  • Retirar los focos o tubos fluorescentes quemados para evitar el consumo innecesario de energía.
  • Pintar paredes y techos con colores claros.
  • Aprovechar la luz natural
  • En techos, colocar planchas translúcidas si es posible.
  • Evitar trabajar por la noche si la actividad lo permite.
  • Si el consumo de energía es alto, utilizar la media tensión.
  • Utilizar motores eficientes. Ahorran entre 30 y 60% de energía eléctrica.
  • Utilizar equipos modernos de aire acondicionado, más eficientes que los equipos antiguos.

Fuente: http://www.ecologiaverde.com/

12 trucos para ahorrar energía en casa

Es un hecho que cada vez nos cuesta más la energía. La factura de la luz en nuestros hogares no deja de subir de un año a otro. Y todo apunta a que la tendencia se mantendrá. ¿Hay algo que podamos hacer? ¿Es posible ahorrar energía (y dinero) sin renunciar al confort? Empresas como Kw Solutions podemos ayudarte en la gestión energética de tu hogar y de tu empresa, para ahorrar en la factura de la luz considerablemente. Aún así, todos podemos poner nuestro granito de arena con esto consejos para ahorrar energía en el hogar:

1.- Mejore el aislamiento de la vivienda.

La mitad del consumo energético se debe a la calefacción. Si reforma la vivienda, instale un buen aislamiento en las paredes exteriores (y en los techos si es la última planta) y sustituya sus ventanas viejas por otras de vidrio doble de baja emisión y marcos de PVC. Aunque la inversión sea algo elevada, la amortizará en pocos años. Le será rentable.

Aísle y selle las cajas de las persianas introduciendo en su interior láminas finas de corcho, espuma autoadhesiva, poliespán o cualquier otro material aislante y pegándolas a las paredes. Evitará la fuga de calor y las infiltraciones de aire frío directo de la calle (y viceversa en verano).

Selle puertas y ventanas. Localice las rendijas, que normalmente se encuentran en la parte inferior de la puerta de entrada y en los contornos de las ventanas, e instale burletes, son tiras de caucho, espuma o silicona autoadhesivas.

2.- Use equipos de calefacción y refrigeración eficientes.

Si tiene radiadores eléctricos o convectores de resistencia eléctrica, sustitúyalos por bombas de calor de clase A o superior. Por cada kWh eléctrico consumido proporcionan 3 o 4 kW/h térmicos. Si cambia de caldera, hágalo por una de condensación.

3.- Contadores individuales en comunidades

Si tiene calefacción y/o agua caliente central, proponga a la comunidad instalar contadores individuales o estimadores de costes de consumo. Además de adelantarse a una medida que será obligatoria en 2016, el hecho de que cada uno pague por lo que consuma nos hará ser milagrosamente más eficientes. El vecino se lo pensará bien antes de abrir las ventanas en invierno cuando tenga calor, ya que no será la comunidad quien lo pague, sino él.

4.- Temperatura independiente en cada habitación y según la hora

Si no tiene instalados en la casa termostatos por zonas, ponga llaves termostáticas en los radiadores. Son económicos y permiten regular la temperatura de cada estancia de forma automática e independiente, apagando cada radiador cuando se alcance la temperatura deseada. Aumentar en un grado en invierno puede incrementar el consumo en torno a un 7%

Instale termostatos digitales programables por zonas (o llaves termostáticas programables). Así podrá programar temperaturas diferentes según horarios y días, utilizando la energía solo donde y cuando se necesita. Por ejemplo, regulando desconexiones durante la noche o si tiene pensado estar fuera el fin de semana. Además, evitará los consumos por olvidos al apagar manualmente la calefacción.

5- Regule la calefacción y el aire acondicionado a una temperatura adecuada.

En el hogar, entre 19 y 21 ºC en invierno y entre 24 y 26 ºC en verano. Tenga en cuenta que aumentar en un grado la temperatura del termostato en invierno (o reducirla en un grado en verano) puede incrementar el consumo en torno a un 7%.

6.- Aproveche al máximo la energía del sol y del ambiente exterior.

En verano abra las ventanas a primera hora de la mañana y a última de la noche para que el aire exterior refresque la casa y baje las persianas, corra las cortinas o instale toldos en las ventanas situadas al sur en las horas centrales del día. En invierno, al contrario.

7.- Adquiera electrodomésticos de clase A o superior.

Especialmente en el caso del frigorífico, que gasta mucho al permanecer conectado las 24 horas. Un ejemplo: un frigorífico clase A+++ consume en torno a un 70% menos que un modelo de clase media.

8.- Sustituya las bombillas incandescentes y halógenos por LED.

Ahorrará entre el 80 y el 90% del consumo eléctrico en iluminación. Además, la vida útil de los LED es muy superior (30 veces más que las primeras y 15 veces más que las segundas), el encendido es inmediato y suelen estar garantizados.

9.- Compare las ofertas de las compañías energéticas y contrate la mejor tarifa.

Al igual que compara las tarifas para su teléfono móvil, puede llegar a haber diferencias notables. Existen comparadores en Internet que facilitan esta tarea.

10.- Ajuste la potencia eléctrica contratada.

Redúzcala hasta el valor mínimo necesario, que puede calcular sumando las potencias de todos los aparatos que tenga previsto utilizar simultáneamente en el momento de mayor consumo. Cuando realice ese cálculo, valore si realmente necesita usarlos todos a la vez.

Valore si una tarifa con discriminación horaria le compensa. La respuesta es afirmativa si más de un 28% de su consumo eléctrico tiene lugar de las 22.00 a las 12.00 h del día siguiente (23.00 a 13.00 h en horario de invierno). Tenga en cuenta que puede programar muchas electrodomésticos para que funcionen durante las horas de tarifa reducida: lavadoras, lavavajillas, etc.

11.- Desconecte completamente los equipos que no esté usando.

Si no lo hace, permanecerán en modo de espera (stand-by), pero seguirán consumiendo una energía que, según la agencia Eurostat, puede llegar al 7% del consumo eléctrico del hogar.

12.- Instale energías renovables

Si tiene opción, instale energía solar térmica (para agua caliente, calefacción y piscinas), solar fotovoltaica (para generación de electricidad), geotérmica (que aprovecha la temperatura del subsuelo), biomasa, eólica, etc. Requieren cierta inversión inicial. Consulte a un profesional para que le asesore. Implementar todas o algunas de estas medidas (muchas de ellas gratuitas o muy baratas) dará lugar a ahorros en la factura energética de su hogar que podrán suponer fácilmente un recorte superior al 30%.

En KW Solutions podemos asesorarte y gestionar tu ahorro energético. Consúltanos.

 

gasto energía hogares

Fuente: http://www.20minutos.es/

Los hogares cada vez más concienciados por el ahorro energético

Según un estudio de la consultora Accenture en los próximos cinco años, aumentará el interés por instalar servicios de gestión energética para ahorrar energía en los hogares.

Más de la mitad de los consumidores de energía de todo el mundo estarían dispuestos a instalar soluciones de Connected Home (hogar conectado) o paneles solares durante los próximos cinco años, y el interés por este tipo de productos y servicios (como los de gestión energética) aumentarán del 7 al 57% en los próximos cinco años, ya que los consumidores confían en su utilidad para reducir el consumo energético. Leer más →