Archivos mensuales: noviembre 2014

Estás navegando por los archivos del sitio mes.

¿Quieres ahorrar en tus facturas y no sabes cómo? Kw Solutions te ofrece su Sistema de Gestión Energética

Si tu consumo de energía es mayor del que deseas, si consideras que podrías ahorrar en determinadas franjas horarias, pero no sabes cómo, Kw Solutions te ayudará a ajustar tus necesidades con la factura más adecuada gracias a su Sistema de Monitorización y Gestión Energética.

Light bulb, in a hand

A veces, en casa hacemos uso de los electrodomésticos en franjas horarias donde la energía tiene un mayor coste, tal vez existan gastos innecesarios de electricidad en determinados sectores de nuestra empresa que podamos evitar, pero nos faltan las herramientas necesarias para detectarlos y ponerles remedio, por ello, Kw Solutions ha encontrado la mejor herramienta que sirve para mejorar estos aspectos y la ha puesto al servicio de sus clientes, tanto residenciales como a empresas.

El Sistema de Monitorización y Gestión Energética es una plataforma que gestiona la energía del cliente a través de un software que funciona directamente con los nuevos contadores inteligentes o mediante hardware adicional si queremos conocer más detalle sobre nuestro consumo.

Mediante este sistema, que controla en remoto Kw Solutions, se ofrece un informe de conclusiones del uso y del gasto en periodos anteriores y también ofrece alarmas de exceso de consumo, que avisan al cliente a través de notificaciones en tiempo real. Por otra parte, se proporciona asesoramiento sobre las tarifas más adecuadas de la propia compañía contratada así como del resto de empresas del mercado, en función de los periodos de precio donde se consuma mayor cantidad de energía.

Además, de cara a las empresas, este sistema permite mejorar el sistema de trabajo propio, ya que el consumo de energía es un indicador inequívoco de la propia actividad.

Desde Kw Solutions te animamos a que pruebes nuestro Sistema de Monitorización y Gestión Energética y puedas ser tú mismo quien compruebe la diferencia entre facturas anteriores y actuales. No tendrás que esperar a que te llegue la factura, podrás conocer de manera inmediata cuál está siendo tu consumo.

 

El futuro no está por venir, ya llegó, la iluminación LED es muestra de ello

Ya lo dice el economista Philip Kotler: “El futuro no está por venir. Ya llegó” y las bombillas LED son un claro ejemplo. Aunque no fue así desde su nacimiento, (la aplicación industrial de esta tecnología, desarrollada en 1927, fue en los años 60), ha sido a partir de 2013 cuando ha surgido en el mercado una generación de LEDs más eficiente, que ha provocado un enorme distanciamiento de las bombillas fluorescentes en cuanto a ahorro energético, ya que han aumentando la eficiencia a los casi 100 lúmenes por vatio. Este hecho, sumado a la considerable reducción de los precios de las bombillas y sumadas a su óptimo tiempo de vida esperado (los LEDs de calidad tienen una vida útil de 50.000 horas) hace que se presenten como una de las mejores opciones de compra para la mayoría de usuarios.

BOMBILLAS LED

¿Cómo funcionan las bombillas LED?

El diodo emisor de luz, más conocido como LED, por su acrónimo del inglés de Light Emitting Diode, es un dispositivo semiconductor que emite luz cuando circula por él una corriente eléctrica. El color de la luz emitida depende del material semiconductor empleado en la construcción del diodo y puede variar en tono cubriendo todo el espectro.

Aquí te presentamos algunas de sus ventajas

  • Durabilidad: Los LEDs de calidad tienen 5 veces más vida útil (50.000 horas) que la luminaria más longeva, que no llega a 10.000 horas.
  • Ahorro Energético: Aprovechan un 90% de la energía real consumida. Las lámparas convencionales, un promedio de solo 15%.
  • Alta rentabilidad: Suponen un ahorro financiero neto entre un 30% y un 90%, incluyendo la amortización de la inversión inicial.
  • Luz más brillante: En las mismas condiciones de luminosidad que sus rivales, las fuentes de luz LED emiten una luz mucho más nítida y brillante.
  • Rapidez de inicio: Su arranque inicial se produce en unos microsegundos, mucho más rápido que muchos otros tipos de bombillas.
  • Mantenimiento nulo: Pueden funcionar sin auxiliares que necesitan mantenimiento y que tienden a romperse con más frecuencia.
  • No contaminante: Contrario a muchas otras bombillas, los LEDs no dejan tantos reciclados contaminantes de metales pesados después de su uso.
  • Sin rayos ultravioletas: Al contrario a otras fuentes de luz, solo emiten la frecuencia deseada, sin contaminación de rayos ultravioletas o infrarrojos.
  • Cuida el medioambiente: Reduciendo el consumo de energía, la tecnología LED contribuye directa y proporcionalmente a la reducción de CO2.
  • Tamaño reducido: Gracias a su reducido tamaño y la amplia gama de formatos, se pueden integrar los LEDs en casi cualquier aplicación.

¿Son caros?

La mayor duda que surge acerca de los LEDs es su precio, pero hemos de decir que no son caros. Es cierto que, comparativamente con otras bombillas, pueden tener un precio inicial algo superior a otras tecnologías, pero si hacemos balance de sus múltiples e inmejorables condiciones de uso y, sobre todo, su larga vida en comparación con los demás sistemas de iluminación o imagen, podemos afirmar que son una de las inversiones más sensatas, eficaces y rentables que se pueden hacer.

¿En qué se aplican?

Prácticamente en todo. Cualquier aparato electrónico que emite luz hoy en día contiene LEDs. Se utilizan en televisores, coches, teléfonos, bombillas, farolas, etc. En 2013, la mitad de todos los LEDs fueron utilizados en móviles, pantallas y monitores, y otro 20% en iluminación.

¿Solo emiten luz fría?

No, los LEDs pueden emitir cualquier tono de luz, sea cálida, neutra o fría. Sin embargo, como el rendimiento de lúmenes por vatio es más alto en tonos fríos, los productos de dudosa calidad se suelen hacer sólo en tono frío. Esto en ocasiones ha dado lugar a la común creencia errónea de que este tipo de bombillas sólo emiten luz fría.