Archivos de la etiqueta: Hogar

Cómo ahorrar agua en casa

El consumo medio de agua por habitante y día en nuestro país está entre los 250 y 300 litros. Aproximadamente el gasto de agua en una vivienda se distribuye de la siguiente forma:

  • Ducha y bañera 35%
  • Inodoros 30%
  • Lavadora y lavavajillas 23-25%
  • Cocina y bebida 10%
  • Otros 2-4%

ahorrar agua y energía

¿Qué podemos hacer  para ahorrar agua?

  • Tomar una ducha consume 4 veces menos energía y agua que tomar un baño.
  • Utilizar “perlizadores” de agua hacen que el agua se espume y que tengamos la misma sensación de cantidad que sin él, pero con menor gasto.
  • Colocar grifos termoestáticos que aseguran la temperatura del agua de manera más rápida y fiable.
  • Colocar inodoros con doble pulsador. El 35% de agua que gastamos es en esta función.
  • Colocar dispositivos para conseguir el agua caliente inmediata y no desperdiciar la que queda en la tubería hasta que nos llega a la temperatura que deseamos.
  • Colocar una instalación individual que recupera y reutiliza las llamadas aguas grises procedentes del lavabo, ducha y bañera para hacer las descargas del inodoro.
  • Y sobre todo, la mejor manera de ahorrar agua es NO GASTARLA INÚTILMENTE.

Debemos empezar a perder el miedo a utilizar estas soluciones, que llevan en el mercado ya algún tiempo pero que hasta ahora no se le habían prestado atención, y a tener confianza en las nuevas técnicas que actualmente nos proporcionan algunos fabricantes e instaladores.

Agua perlizada

Igualmente, aparte de intentar adoptar unos buenos hábitos de consumo de agua, existen dos posibilidades para poder captarla y reutilizarla. Una manera de hacerlo de manera individual y la otra colectiva.
Individualmente, las viviendas que forman parte de un edificio pueden acumular y reutilizar las llamadas aguas grises provinientes básicamante de su lavabo, ducha y bañera que, como hemos comentado antes, aproximadamente representan el 35% del agua que consumimos en nuestra vivienda y que, más o menos, compensaría la cantidad de agua que utilizamos en los inodoros. Estos sistemas se pueden ubicar dentro de la misma vivienda sin ocupar superficie útil de la misma.

Colectivamente, se trataría de ubicar tanto el depósito como el cuarto técnico en alguna zona comunitaria en la cubierta para, desde allí, abastecer a todos los propietarios del edificio que quieran. Hoy en día “mover” el agua tiene un coste eléctrico mínimo comparado con el que representa el coste del agua.
Tan importante como el coste del agua es concienciarse de que el agua es un bien muy escaso y un recurso agotable. A pesar de que vivimos en un planeta con mucha agua, sólo el 0,007% del agua que hay en el mundo, en todas sus formas, es potable.

Los expertos ya recomiendan incluir sistemas de captación del agua de lluvia en las ciudades y sus edificios. Un estudio reciente realizado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha llegado a la conclusión de que es muy importante tener en cuenta dicha captación de agua para ser reutilizada para cisternas de inodoros, riego, limpieza de calles y alcantarillado para evitar malos olores que se producen sobre todo en verano, etc.

Fuente: http://reformayahorra.com

Cuál es el mejor sistema de climatización para tu casa

aire acondicionado

Elegir un buen sistema de climatización de cara al verano te permitirá disfrutar de un aire limpio y saludable que garantizará el bienestar de tu familia.

Debes tener en cuenta que hay un sistema de refrigeración idóneo para cada hogar, según tus necesidades y las características de tu casa, y deberás elegir el más apropiado para que puedas disfrutar de un ambiente fresco y sano en verano.

Existen varios factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu aire acondicionado, como las dimensiones y el tipo de habitación, la situación del piso, el tipo de aislamiento, la zona geográfica, la orientación o el número de personas que ocupan normalmente esa habitación. Por eso, antes de decidirte por un sistema de refrigeración u otro, es recomendable calcular la potencia que necesitas para climatizar tu casa teniendo en cuenta dichos aspectos, lo que te garantizará el máximo confort y un consumo responsable con el medio ambiente.

En función de la potencia de refrigeración que necesites existen diversos sistemas con los que conseguirás la temperatura ideal de tu hogar de acuerdo a tus necesidades. También es recomendable que te informes sobre las características de los sistemas disponibles antes de decidirte por uno u otro.

Por eso te damos estos consejos desde KW Solutions para ayudarte a ahorrar en la factura de la luz y ser más eficiente energéticamente.

Climatización portátil

Su principal ventaja es que no necesitan instalación y tienen un consumo aceptable, 1.000 w/h. Son muy ligeros y compactos y puedes trasladarlos de un lado a otro de la casa, según donde lo necesites. Ocupan muy poco espacio y cada vez son más silenciosos. Estos aparatos son capaces de generar hasta 2.000 frigorías, lo que los hace perfectos para habitaciones de tamaño medio. Solo tienes que situarlos cerca de una ventana para colocar el tubo de expulsión de aire.

Climatización fija

Estos aparatos necesitan instalación pero ofrecen numerosas ventajas respecto a los sistemas portátiles en cuanto a potencia, pueden alcanzar las 4.500 frigorías, y ahorro energético. Los encontrarás de velocidad fija, con diversos niveles de potencia según la capacidad frigorífica, y aquellos que disponen de tecnología Inverter, que permiten regular la velocidad según las necesidades de cada momento, por lo que sólo consumen la cantidad de energía necesaria.

Además, ofrecen otras ventajas como:

  • Son más silenciosos.
  • Alcanzan la temperatura indicada más rápidamente creando así una atmósfera adecuada en poco tiempo.

Su vida útil es mucho mayor a la de otros aparatos.

Cómo ahorrar en la factura de la luz este verano

Tradicionalmente, en verano se incrementa notablemente el consumo de energía eléctrica, necesaria para refrigerar los hogares y lugares de trabajo. Por ello, ahora que empieza a apretar el calor es importante seguir algunos consejos para reducir la factura de la luz como consecuencia de ese incremento de consumo energético. Nuestro bolsillo y el medio ambiente lo agradecerán.

Ahorrar energía en casa

 

RESPECTO AL AIRE ACONDICIONADO

  • Desconecta el aire acondicionado cuando no haya nadie en casa, y no lo dejes encendido en habitaciones donde no haya nadie. El a.a. puede suponer hasta el 10% de todo el consumo de energía del hogar.  De esa manera se puede ahorrar mucho en la factura de la luz.
  • Mantén limpios los filtros del aire acondicionado, sirve para ahorrar energía y para alargar la vida útil del aparato.
  • Cuando enciendas el aparato, no pongas el termostato a una temperatura más baja, porque no por ello enfriará más rápido.
  • Instala toldos, baja las persianas y evita que entre demasiado calor del exterior, aislando correctamente la vivienda, ya que así ahorrarás hasta el 30% en aire acondicionado.
  • Procura abrir las ventanas para ventilar el interior cuando el aire de fuera sea más fresco.
  • Elige aparatos de aire acondicionado de menor consumo (tipo inverter), porque lo notarás en la factura eléctrica.
  • Fija la temperatura del termostato a 25 grados. Es la idónea para el cuerpo y, por cada grado que la reduzcas, se incrementa el consumo de energía en un 8%.
  •  Y si quieres ahorrar aún más, instala un ventilador en el techo y notarás cómo el consumo de energía baja un 98%.

CONSEJOS GENERALES

  • Elige siempre electrodomésticos de bajo consumo (clase A o superior), ya que los amortizarás antes.
  • No enciendas los aparatos eléctricos que no vayas a utilizar en ese momento.
  • Evita dejar electrodomésticos en ‘stand by’, con la televisión, el ordenador, cadenas de música, etc., ya que consumen energía sin ser utilizados. Para ello, instala regletas con interruptor, que permiten desconectar de la red eléctrica los aparatos.
  • Usa bombillas de LED, ya que duran mucho más y consumen mucha menos energía.
  • Saca partido a la luz natural y aprovéchala siempre que puedas.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén llenos; utiliza programas cortos y con agua fría (en la lavadora).
  • El 19% de la factura de la electricidad proviene del friogorífico. Por ello, sitúalo alejado de los puntos de calor; descongélalo periódicamente para evitar que se formen capas de hielo que dificulten su funcionamiento, y mantén la temperatura del termostato en 5 grados para la refrigeración y -18 para la congelación. Y mantén la parte trasera siempre limpia y ventilada.
  • No introduzcas alimentos calientes en la nevera; espera a que se hayan enfriado.
  • Si usas el microondas en lugar del horno convencional, ahorrarás entre el 60 y el 70% de energía. Si utilizas el horno, evita abrirlo mientras cocinas, ya que la temperatura baja entre 25 y 30 grados.
  • Tanto si tienes cocina de gas o vitrocerámica eléctrica, emplea recipientes del tamaño adecuado a los fogones, evitando consumir más energía de lo necesario.

Desde KW Solutions, empresa de consultoría energética, te ayudamos a ahorrar en la factura de la luz tanto en tu hogar como en tu empresa, haciéndote más competitivo y eficiente al ahorrar costes.

Fuente: http://www.aquareturn.com/